“En TEN respondemos a un problema medioambiental gestionando residuos orgánicos de forma sostenible”

“Igualdad de género hoy para un mañana sostenible” es el lema escogido por Naciones Unidas para conmemorar este año el Día Internacional de la Mujer. Dos objetivos, igualdad y sostenibilidad, que van de la mano en Tratamientos Ecológicos del Noroeste.

Responsable de controlar el proceso de compostaje para optimizar la producción de fertilizantes y suelos orgánicos de calidad, Noelia Castro asegura que, además de “aportar una alternativa sostenible para la gestión de residuos”, TEN tiene un impacto relevante en la comarca como fuente de empleo local.

¿Cuál es el papel de una ingeniera química en una empresa como TEN?

Trabajo como ingeniera de procesos. TEN es una planta de tratamiento de residuos no peligrosos y nuestra actividad consiste, precisamente, en usar esos residuos como materias primas para fabricar suelos y fertilizantes orgánicos. Para la obtención del material final se realiza una higienización mediante compostaje que permite la eliminación de patógenos.


¿Es ese compost que elaboráis en Touro el resultado de la apuesta de TEN por la economía circular?

En TEN, con nuestra actividad, cerramos el círculo. Podría decirse, sí, que fruto del trabajo realizado en planta, TEN elabora compost y tecnosuelos convirtiendo residuos en recursos capaces de regenerar y enriquecer el territorio. Y, al tiempo que mejoramos nuestros suelos, damos solución a un problema medioambiental, como es la correcta gestión de los residuos orgánicos de una manera sostenible. De ahí que mi función principal consista en controlar el proceso de compostaje, optimizando y mejorando la producción de los fertilizantes y suelos para obtener productos de calidad.

El 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer y el lema de este año es, precisamente, “igualdad de género hoy para un mañana sostenible” … Hablamos de sostenibilidad más allá del cuidado del medio ambiente, de sostenibilidad y responsabilidad social, otro de los compromisos de TEN.

Así es. TEN, además de aportar una alternativa sostenible medioambientalmente para la gestión de residuos, también tiene un impacto relevante en la comarca, ya que es una fuente de empleo local importante. En los últimos años, la plantilla de TEN ha aumentado de manera sustancial, siendo de la comarca la mayor parte de los trabajadores, tanto directos como indirectos.

¿Destaca el empleo femenino, además del local?

En TEN, la presencia de mujeres en la plantilla es clave, ya que las cuatro que trabajamos aquí lo hacemos en puestos de responsabilidad. Las funciones de jefa de Planta, Ingeniería de procesos y Administración las desarrollamos mujeres jóvenes, con elevada formación y amplia experiencia.

Como dices, eres responsable de Ingeniería de procesos en TEN. ¿Cómo es tu día a día en la empresa?

El proceso de compostaje requiere de una gran cantidad de controles durante el proceso para asegurar un producto final de calidad. A diario es necesario llevar un control de temperaturas de las pilas de compostaje, así como definir los volteos necesarios para que las pilas estén oxigenadas de manera adecuada. Además, es necesario realizar las analíticas pertinentes tanto a residuos de entrada como a materiales finales siguiendo la legislación vigente y para esto se cuenta con un laboratorio externo acreditado.

¿Ese laboratorio se encarga del seguimiento y control de la actividad de valorización de residuos que se desarrolla en la Mina de Touro?

Efectivamente. TEN cuenta con empresas externas que garantizan las buenas prácticas de la compañía. En este sentido, tenemos implantado y certificado un sistema de gestión de calidad y medio ambiente basado en las normas UNE-EN ISO 9001 y UNE-EN ISO 14001 desde el año 2012. Por ese motivo sometemos, anualmente, nuestra actividad a auditorías externas realizadas por una entidad acreditada e independiente que lleva a cabo un control exhaustivo del cumplimiento de la normativa vigente.